Bougainville, la isla que será el
país mas joven del mundo

Interés General

Su poblanción ya decidió mediante un referendum sus intenciones de ser independientes. Sus dirigentes ponen como tope el año 2027.

Los líderes de Bougainville fijaron el año 2027 como plazo para conseguir la plena independencia de Papúa Nueva Guinea, al iniciarse las negociaciones bilaterales sobre el futuro de la isla melanesia, antaño devastada por la guerra.
Un rotundo 97.7% de los habitantes de Bougainville votó a favor de separarse de Papúa Nueva Guinea y convertirse en la nación más joven del mundo en un referéndum celebrado en 2019.
La votación concretó un acuerdo de paz firmado en 2001, tras una década de guerra entre los rebeldes de Bougainville, las fuerzas de seguridad de Papúa Nueva Guinea y mercenarios extranjeros, que dejó hasta 20,000 muertos.

El gobierno de Papúa Nueva Guinea aceptó hasta ahora el resultado, a pesar de la preocupación de que la salida de Bougainville pueda provocar la fractura del país, de gran diversidad étnica y lingüística.
Sin embargo, el rechazo a la independencia podría reavivar viejas rencillas y hacer fracasar el proceso de paz.
El excomandante rebelde convertido en presidente de la isla, Ishmael Toroama, y el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, James Marape, se reúnen actualmente en la ciudad de Wabag, en las Highlands, para intentar acordar un camino a seguir.

Independencia a más tardar en 2027
“El mensaje es claro: este largo viaje debe terminar cuanto antes”, comentó Toroama.
También señaló que la independencia debe llegar “a más tardar en 2027”,
Añadió que se instó al gobierno central de Papúa Nueva Guinea a no intentar frustrar la medida.
Por su parte, Marape indicó que debe acordarse un “resultado” para 2030, dejando la puerta abierta a algo menos que la independencia total. “Este proceso no puede precipitarse.
Subrayó que el futuro de nuestra nación está en juego”.
Además, “mi trabajo es garantizar que el resto del país permanezca unido”.
El parlamento de Papúa Nueva Guinea tendrá la última palabra sobre la ratificación del voto de Bougainville, y aún no está claro si los 111 miembros bloquearán la independencia. “No hay nada que temer de una Bougainville independiente”, les afirmó Toroama el martes.

“Aunque Bougainville tendrá nuevos símbolos nacionales y una nueva frontera internacional, seguirá siendo un hermano melanesio”, prometió a los parlamentarios.

¿Por qué quieren independizarse?
Las islas fueron bautizadas con el nombre del explorador francés del siglo XVIII Louis Antoine de Bougainville, y a finales del siglo XIX, se convirtieron en una colonia alemana, la Nueva Guinea Alemana.

Durante la Primera Guerra Mundial, Australia tomó el control del territorio y fue el poder dominante hasta 1975 (aunque hubo un breve período de dominio japonés durante la Segunda Guerra Mundial).

Mientras estuvo bajo control colonial, Bougainville, con una población actual de 300.000 personas, siempre fue un puesto avanzado.
El primer centro administrativo alemán se estableció en 1905, 21 años después de que comenzara su dominio sobre el territorio.
Según informes sobre el país publicados a raíz del referéndum, “algunas partes montañosas del centro y norte de Bougainville tuvieron poco contacto con la iglesia o con el régimen colonial hasta después de la Segunda Guerra Mundial”.
Cuando Papúa Nueva Guinea logró su independencia en 1975, Bougainville se convirtió en una provincia, pese a que había poco entusiasmo en hacerlo.

De hecho, hubo incluso una declaración de independencia poco después de que Papúa Nueva Guinea se creara, un intento de crear “la República de Salomón del Norte”.
No obstante, la declaración fue ignorada tanto por Australia como por el gobierno papú.
Ese intento secesionista fue la manifestación de la identidad Bougainville, que se desarrolló durante el siglo XX. Inicialmente, esa identidad surgió como una respuesta a los asentamientos colonialistas, pero se fortaleció debido al sentimiento de racismo que se percibía en el territorio y de explotación económica.

El principal distintivo de esa identidad era el color oscuro de la piel: la mayoría de los habitantes de Bougainville tienen la piel más oscura que la mayoría -aunque no todos- de las personas de otras partes de Papúa Nueva Guinea.

Después de que la declaración fracasara, el descontento fue creciendo y en 1988 estalló en una guerra separatista que duró 9 años.

Las estimaciones de la cantidad de personas que murieron en el conflicto oscilan entre las 4.000 y 20.000, entre el 3 y el 13% de la población de la isla al comienzo de la guerra.

El enfrentamiento terminó en 1997 con la ayuda de mediadores internacionales. El resultado fue el Acuerdo de Paz de Bougainville, la creación en 2005 del gobierno autónomo de esa provincia y la promesa de un referéndum de independencia no vinculante.

¿Está lista Bougainville para la independencia?
En caso de que finalmente la independencia se concrete, Bougainville se convertirá en un país pequeño, con un territorio de menos de 10.000 km2, un poco más grande que Chipre, y un poco más pequeño que Líbano.

Tendrá un tamaño de población también pequeño -entre los más pequeños del mundo-, un poco menor que la de la vecina Vanuatu, y un poco mayor que Barbados.

Pero de acuerdo a una investigación del Instituto Lowy de Australia, pasarán años antes de que Bougainville pueda administrarse sin depender de otros.

El país es rico en recursos naturales -especialmente, cobre, que ha sido extraído a gran escala desde los años 60 bajo administración australiana-.

Pero las operaciones mineras se vieron paralizadas por la guerra y la distribución de los ingresos fue uno de los factores detrás del conflicto.
Según una estimación del Instituto Lowy, Bougainville solo tendría 56% de los ingresos que necesita para ser independiente.

ElCeo / BBC /Codigo B

Más Artículos

Categorías

Edición N1
Agosto 2021
Tempus Fugit

Entrevistas
Ciencia
Arqueología
Interés general
Astronomía
Arte

y mucho más…

Compartir