Los Ramones y Argentina:
Un amor para siempre

Música

Es muy difícil o imposible explicar lo que pasa cuando aparece el amor. Se puede decir que es un fenómeno eléctrico donde la única certeza es que se convierte de golpe en lo que más importa. Eso es lo que pasó con The Ramones en Argentina. Inexplicable y surreal. Un amor a primera vista entre una generación de pibes de barrios suburbanos golpeados por las crisis, desencantados con el futuro y un grupo Punk de otros barrios del mundo que también habían sido marginados por el interés del mainstrean. Los Ramones se habían caído del mercado global y cayeron nada más y nada menos que en uno de los suburbios del mundo, donde recrearon la cultura del desencanto, la cultura del error, de lo simple, de lo feo, del conflicto, la cultura de los olvidados. Una relación tumultuosa entre un público que los adoptó y sacó de la orfandad  a un grupo que demostraba que todo lo que está mal, está bien.

Allí donde hay una carencia aparece una necesidad, y mientras los señores del marketing creaban idolatrías artificiales a través de mecanismos globalizadores de promoción mundial.

Los pibas y pibas del conurbano argentino creaban con The Ramones un núcleo familiar. Una familia rota, atravesada de dolor, enfermedad y peleas, precisamente como cualquier familia de barrio. Los ramones en Argentina pueden ser vistos como una fuerza irracional, una explosión de afecto angustioso en el medio de la tensión agónica de una generación entera. Que veía como el corporativismo internacional intentaba desarticular todas sus diferencias y particularidad para crear un mercado homogéneo que negaba sus deseos, sus dolores y sus decisiones. Así un producto podía venderse con el mismo package a jóvenes de Wisconsin, de Jakarta, de Madrid o Montevideo.

Pero estos pibes y pibas no pudieron ser captados por el negocio, no pudieron transformarse en un producto multinacional, por eso cuando la gaseosa dominante quiso cambiar tapitas por entradas se desató la furia.

Los Ramones fueron lo más genuino del cariño y del afecto, con sus luces y sus sombras. Así se crean las leyendas, el filósofo rumano Mircea Eliade pensaba que volver a cantar y a celebrar sus historias los mitos nos llevan a la evocación de un tiempo de fábula. Y en esta fábula Los Ramones fueron los héroes de una generación quebrada que no quiso entregar su singularidad a cambio de tapitas.

Fueron una sensación, una pasión argentina y no importa lo que digan los vecinos, un amor único, irrepetible, mítico y eterno.

by Profe Demartin

Más Artículos

Categorías

Edición N2
Octubre 2021
Memento mori

Entrevistas
Ciencia
Arqueología
Interés general
Astronomía
Arte

y mucho más…

Compartir